Fixion Narradores, una nueva opción editorial

«Hay mucha reacción cuando saben que nosotros realizamos este trabajo (…);  al momento en que se enteran adquieren una mayor atención y empiezan hacernos preguntas», aseguró Raúl Treviño, miembro de la editorial mexicana Fixion Narradores.

Fixion Narradores está conformado por Dono Sánchez y Raúl Treviño, quien le concedió una entrevista a El Altavoz. Treviño es un escritor e ilustrador de nacionalidad mexicana, quien en el 2003 ganó el Primer lugar en el Concurso de Comic Editorial Norma Internacional (España) y en el 2006 ganó el New Fnac Library Talent (España). Ese mismo año fue  nominado al Nuevo Talento Comic / novena Expocomic (España).

10313992_10202973300587466_3436796691089034782_nEl Altavoz: ¿Qué es Fixion Narradores?

FN: Es una editorial Mexicana que publica cómics en español de autores mexicanos.

EA: ¿Cómo surge esta idea?

FN: Por la inquietud de publicar nuestros trabajos, ya que habíamos trabajado en ellos como tres años; queríamos imprimirlos y que gente de cualquier parte de México pudiera adquirirlos. Ahora estamos en Porrúa, tiendas de  cómics y  librerías nacionales.  Queríamos expresarnos y conectarnos con los lectores.

EA: ¿Quiénes forman el equipo de Fixion Narradores?

FN: Cinco socios, de los cuales, tres son autores. Somos un grupo de amigos que compartió un mismo fin y nos reunimos para hacer la editorial.

EA: ¿Qué es lo más difícil de tener una editorial?10415717_10202973300387461_6566887211489321437_n

FN: La distribución y la administración de una empresa, pero requiere más retos, retos artísticos, comerciales, de negocios y es un aspecto que hemos estado cubriendo con ayuda de otras personas.

EA: Si alguien quisiera mandar su trabajo, ¿se puede?

FN: En este momento no estamos abiertos a recibir trabajos autorales, pero la idea es que en un futuro cercano la gente nos pueda mandar sus trabajos. Obviamente accedemos recibir muestras de otros autores pero meramente visual, no tanto a nivel de historia, más que nada que nos manden sus ejemplos de páginas de cómics porque a veces colaboramos con otros autores o escritores y puede ser que hayan colaboraciones que les interese a otros talentos. Pueden contactarnos en http://fixion.co/

EA: ¿En qué otros eventos se han presentado?

FN: En La Mole, la TNT, la ConCómics, en la convención de Monterrey, en ferias de libros y otras convenciones grandes e importantes de México.

EA: ¿Cuáles son los planes a futuro de la editorial?

Melissa Méndez y Dono Sánchez
Melissa Méndez y Raúl Treviño

FN: Consolidar la editorial como plataforma de expresión para los autores mexicanos, para la creación de personajes emblemáticos que puedan representar al país y  poder seducir a la audiencia internacional.

EA: ¿Cómo percibes a la gente que se ha acercado al stand?

FN: Hay mucha reacción cuando saben que nosotros realizamos este trabajo, pues en este tipo de convenciones hay muchos productos que son licenciados, comprados, originales, piratas, etc., que no tienen un perfil artístico y cuando les decimos que nosotros lo hacemos se sorprenden mucho;  al momento en que se enteran adquieren una mayor atención y empiezan hacernos preguntas.

Hemos visto que hay muchos aspirantes, mucha gente entusiasmada por crear historias; otros que solo buscan una lectura de entretenimiento y nos apoyan comprando nuestros productos. Hemos visto una muy buena respuesta.

EA: ¿Qué consejo le puedes dar a la gente que quisiera tener su propia editorial?

FN: Les invitaría en un futuro que nos manden sus trabajos, porque crear una editorial es mucho trabajo y mucho esfuerzo, pero si quieren crear una, primeramente tienen que tener proyectos terminados, que se puedan publicar. No se desesperen, trabajen mucho día a día en sus trabajos para poder generar un producto que se pueda vender a los lectores.

Puedes encontrar Más información sobre el trabajo de Raúl Treviño  y Dono Sánchez en http://raultrevino.deviantart.com/, https://www.facebook.com/SanchezAlmara?fref=ts

10310536_586583348116343_141608825364134131_n

Lo que cocina el escritor

Si te gusta escribir, estás de suerte. Lee, lee, que no te dejará indiferente.

El diccionario describe al escritor, entre otras acepciones, como una persona que escribe (así de sencillo); sin embargo, detrás de esa figura hay mucho más. Escribir no significa tener inspiración, estar bendecido por las musas, cerrar los ojos, elevar las manos y plasmar lo primero que se le ocurra frente a la hoja en blanco. No, el oficio de escritor requiere conocimientos gramaticales, léxicos y estructurales. Ordenar las ideas y dotarlas del significado concreto debe ser algo inherente en él. Ya escriba novelas, ensayos, cartas o artículos de opinión para el periódico, la mecánica es la misma: estructurar la información correctamente y que el lector sepa de qué trata el texto, que le llegue el mensaje que le quieres transmitir. ¿Parece sencillo?

Algunos libros del Instituto Cervantes y autores como Stephen King, Robert McKee o Daniel Cassany nos ayudan a adentrarnos en el mundo de la creación literaria. Este último, escritor y periodista, es un autor imprescindible para aclarar nuestra ideas en la escritura. Emplea un estilo llano, cercano y directo. Nada de florituras.

Por ello, hoy quiero hacer un pequeño recordatorio a todos aquellos que, día a día, recomponen y zurcen sus escritos para que estos días llenos de libros, conferencias y debates literarios se lleven a cabo. No es fácil, es un trabajo más, y el camino está lleno de dudas. Os voy a dejar algunas preguntas básicas acerca de la profesión de escritor que he encontrado en el libro de Cassany La cocina de la escritura. ¿Os gustaría responderlas? Quizá nadie os las ha preguntado y os sirven para indagar en vosotros mismos.

  • ¿Me gusta escribir? ¿Qué es lo que me gusta más de escribir? ¿Y lo que me gusta menos?
  •  ¿Escribo muy a menudo? ¿Me da pereza ponerme a escribir?
  • ¿Por qué escribo? Para pasármelo bien, para comunicarme, para distraerme, para estudiar, para aprender…
  • ¿Qué escribo? ¿Cómo son los textos que escribo? ¿Qué adjetivos les pondría?
  • ¿Cuándo escribo? ¿En qué momento? ¿En qué estado de ánimo?
  • ¿Cómo trabajo? ¿Empiezo enseguida a escribir o antes dedico tiempo a pensar? ¿Hago muchos borradores?
  • ¿Qué equipo utilizo? ¿Qué utensilio me resulta más útil? ¿Cómo me siento con él?
  • ¿Repaso el texto muy a menudo? ¿Consulto diccionarios, gramáticas u otros libros?
  • ¿Me siento satisfecho/a con lo que escribo?
  • ¿Cuáles son los puntos fuertes y los débiles?
  • ¿De qué manera creo que podrían mejorar mis escritos?
  • ¿Cómo me gustaría escribir? ¿Cómo me gustaría que fueran mis escritos?
  • ¿Qué siento cuando escribo? Alegría, tranquilidad, angustia, nerviosismo, prisa, placidez, cansancio, aburrimiento, pasión…
  • ¿Estas sensaciones afectan de alguna forma al producto final?
  • ¿Qué dicen los lectores de mis textos? ¿Qué comentarios me hacen más a menudo?
  • ¿Los leen fácilmente? ¿Los entienden? ¿Les gustan?
  • ¿Qué importancia tiene la corrección gramatical del texto? ¿Me preocupa mucho que pueda haber faltas en el texto? ¿Dedico tiempo a corregirlas?
  • ¿Me gusta leer? ¿Qué leo? ¿Cuándo leo?
  • ¿Cómo leo: rápidamente, con tranquilidad, a menudo, antes de acostarme?

 ¿Algún escritor que quiera contestar? ¡Adelante!

Como no, os dejo con la bibliografía de este gran escritor:

-Daniel Cassany, La cocina de la escritura, Anagrama, Barcelona, 1995, páginas 48-49.

 

 

Ecos de la FILEY: noche de sábado en la feria

Aunque la Feria Internacional de la Lectura Yucatán, FILEY por sus siglas, ya terminó, no quería dejar  pasar una breve reseña de cómo fue asistir a la gran venta nocturna previa a la clausura del evento.

Fue emocionante llegar al centro de convenciones y ser recibido por Sor Juana, recitando poesía a los paseantes, quienes, arremolinados alrededor de ella, escuchaban atentamente sus palabras plasmadas en versos con acento propio de la época.
Siguiendo mi camino, entré al salón Valladolid, el cual, por la hora y tipos de servicios que ofrecía, en éste ya solo se encontraba funcionando los stands de venta de libros infantiles en los que, como si fueran luces de navidad, los juguetes de tipo didáctico robaban la atención, dispuestos para ser analizados por los niños más exigentes de todas las edades.
 imageEntrar al salón principal fue aturdidor la cantidad de gente que se dio cita para revisar cuidadosamente la oferta de lectura y así obtener un libro de su agrado. Los había de todos tipos, categorías, épocas, años, colores y estilos. Así nos detuvimos en otro stand también con libros infantiles aún más variados que el primero cuyos títulos eran tan sencillos como los cuentos de nuestra infancia: «Hansel y Gretel», «El patito feo», «Juan y las habichuelas mágicas» por mencionar algunos otros de tipo didácticos como los animales de la granja o animales de la jungla para que los niños aprendan a distinguirlos y categorizarlos.

Asimismo, caminando por recinto te podías topar con prácticamente cualquier cosa que pudieras imaginar en la lectura. Me detuve por una oferta que me pareció interesante: «Hulk, la guía definitiva», pero cuando el vendedor me vio ojeando las paginas no dudo en ofrecerme Marvel, la guía definitiva, que al igual que la primero documenta año tras año en sus páginas cómo fue creciendo esta editorial, los personajes que fueron clave en su éxito y su posición en este siglo.

Una vez saciada mi curiosidad sobre esta posible adquisición, no pude evitar observar en el puesto de enfrente una editorial que publicaba pequeñas revistas con títulos tan simples como 1987 y la imagen de los Simpson o 1962 con la imagen de un platillo volador: eran almanaques compuestos de afiches e imágenes de los acontecimientos más importantes de los años que emanaban.
 

imageHabiendo visto cosas interesantes, decidí mejor caminar por toda la feria y observar las editoriales que se dieron cita ya que hubieron de tanto  de renombre, como el Fondo de Cultura Económica con grandes títulos que se podían adquirir en ediciones de lujo con pastas ostentosas, al igual que en una versión sencilla para los que solo están interesados en el contenido o la UNAM con un acervo de lectura propia generado de por los científicos e historiadores emanados de la máxima casa de estudios en nuestro país.

También me topé con un pequeño puesto casi escondido donde se ofertaban libros viejos, enmohecidos por el paso de los años con pastas escarapeladas o huellas visibles de haber visto pasar los años. Abro uno para revisar la fecha de impresión: 1935. Seguramente serán para coleccionistas o amantes de lectura.

Emprendiendo la retirada, cruzamos por el último pasillo y paso por una editorial que tiene en exhibición libros con fotos de la Ciudad de México. Me detengo solo para ojearlo y son libros documentales con fotos de los primeros pobladores, inauguraciones de los primeros edificios, de los presidentes como Ruiz Cortines o  De la Madrid Hurtado. Prosigo mi camino topándome con un escudo que es muy conocido, el de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos que exhibían varios textos de sus inicios, catalogados por año y observados por un cúmulo de gente que los apunta comentando que ésos fueron los libros que llevaron a la primaria, aquellos con los que aprendieron sus primeras letras a sumar o restar con el que relacionan su infancia ya pasada hace algún tiempo.

Me retiro satisfecho de haber pasado una noche agradable reconociendo títulos, ojeando otros tantos, aunque sin poder evitar pensar que me parecieron pocos los libros de tecnología y que un stand de historietas de Marvel y DC comics hubiese sido genial. Esperaré con ansias el próximo año este formidable evento y enviaré mis sugerencias. Como sea, estoy seguro que volverá a ser una gran feria.

image

 

 

La burbuja lectora

¿A qué recuerda la literatura? Desde que vemos la portada hasta que llegamos al final del libro, nuestra mente enlaza vivencias con frases, tramas y personajes. La pintura, la música o el cine urden el conjunto íntegro para cerrar la novela que tenemos entre manos, para darle cierta coherencia a la historia. Pero también los sentidos actúan de transmisores. El olor, el sabor, la vista, el tacto y el gusto se ponen en marcha para otorgarnos la experiencia de la lectura desde todas sus perspectivas. Y eso es realmente lo positivo de leer. Hay todo un mecanismo corporal que construye una vivencia momentánea dentro de una burbuja.

 Sí, nuestra burbuja lectora. Aquella en la que nadie más puede entrar y nos molesta que nos interrumpan cuando estamos en ella. Aquella que nos permite vivir en otra dimensión mientras leemos. Nos permite sentir frío envueltos en la manta del sofá, oler a jazmines leyendo en un banco frente a la autopista o saborear un polo de chocolate nada más habernos cepillado los dientes.

Nosotros creamos esa burbuja lectora al igual que todo lo que ocurre en ella. Por ejemplo, mientras leía La catedral del mar, de Ildefonso Falcones, percibí un calor insufrible, el título de El código da Vinci, de Dan Brown me huele a pergamino, y la novela de Contra el viento, de Daniel Glattauer me llevó a escuchar la banda sonora de la película Expiación (Atonement en inglés), en concreto la canción de Briony:

http://www.youtube.com/watch?v=J6cmHY1XMZI

 

Cualquier referente sirve. El Gran Gatsby (1925), de F. Scott Fitzgerald (1940), me proporcionó una estupenda instantánea: 

 

Gasolina, 1940. Edward Hopper

 

     «Ya era pleno verano en los techos de los hoteles junto a la carretera y delante de las gasolineras, donde los surtidos rojos, recién estrenados, brillaban en medio de grandes manchas de luz, y cuando llegué a mi residencia en West Egg metí el coche bajo el cobertizo y me senté durante un rato en un cortacésped abandonado«.

                                                                                                       El Gran Gastby (pág. 35).

Y a vosotros, ¿qué olor os causa el personaje principal de vuestra novela?, ¿qué instrumento musical le pondríais a la trama central? Es fácil responder, sólo hay que regresar a nuestra burbuja lectora y escoger las emociones claves.

«Hablando del asunto», de Julian Barnes

hablando del asunto
Anagrama
Género: humor negro y costumbrista.
País: Inglaterra
Año: 1991
Páginas: 237
Traducción: Maribel De Juan
Premio: Fémina a la mejor novela
extranjera publicada en Francia.

Stuart   Es ahora. Es hoy. Nos casamos el mes pasado. Amo a Gillian. Soy feliz, sí, soy feliz. Al fin me salió bien. Es ahora, ahora.

Gillian:   Me casé. Una parte de mí pensaba que nunca llegaría a hacerlo, una parte de mí lo desaprobaba, otra parte de mí estaba un poco asustada, a decir verdad. Pero me enamoré, y Stuart es una buena persona, una persona amable, y me quiere. Ahora estoy casada.

Oliver  Oh, mierda. Oh, mierda, mierda, mierda, mierda, mierda, MIERDA. Estoy enamorado de Gillie, acabo de darme cuenta. Estoy enamorado de Gillie. Estoy asombrado, estoy aterrorizado, estoy superacojonado. El cerebelo no me funciona de puro miedo. ¿Qué va a pasar ahora? (pág. 50)

* * *                              * * *

¡Y a la quincuagésima página, el libro se abrió ante mí como una revelación!

Efectivamente, en la página 50 descubrí otro libro diferente al que había comenzado. Engullí y centrifugué cada palabra, frase e intervención de los sujetos en apenas horas. Sí, he dicho sujetos, no personajes. ¿Acaso hay personajes en este libro? Es más, Julian Barnes, aparte de un merecido ganador de numerosos premios literarios, entre otros el Premio Booker 2011, ¿quién es Julian Barnes? El escritor desaparece como tal y se muestra solo como transcriptor de las intervenciones que los personajes (esta bien, emplearé personajes para hacer esto más llevadero) han confesado sentados en el sillón del confesionario de un Gran Hermano «barnesiano».

La historia trata sobre un tema trasnochado que se ha ido regurgitando con el paso del tiempo: el del triángulo amoroso. Lo novedoso no es el tema, está claro, sino el contenido. Stuart y Gillian se conocen, se enamoran y se casan. De pronto entra en escena Oliver, mejor amigo de Stuart, y se interpondrá entre la pareja tras descubrir que está perdidamente enamorado de Gillian. Lo flamante del libro es que el personaje interactua con el lector  (no con los lectores). Quiere hacerte partícipe a ti, que estás al otro  lado de la cámara. Te preguntará, te confiará sus sentimientos e  intentará sonsacarte información sobre lo que otros personajes han  podido decir de él.

amor, etcétera. Julian Barnes

Año: 2000
Páginas: 236
Traducción: Jaime Zulaika

Protagonistas principales solo hay tres. No hay buenos ni malos, ninguno te satisfará en su totalidad y siempre sacarás pegas de cada uno de ellos sin llegar a culpabilizarlos de nada. Complicado, ¿eh? Bueno, es lo que sucede en el día a día. Stuart Hughes es un hombre aburrido y sensible. Olliver Russell es un tipo raro, bohemio y hablador. Gillian es tranquila y caprichosa. Claro, estas pinceladas son a gusto de cada uno. La subjetividad a la hora de caracterizarlos es amplia y está colmada de matices, peros, sin embargos y quizás. Hay otros personajes secundarios que se cuelan en el confesionario y que completan el crisol de los hechos.

Son monólogos que se dividen en diecisiete capítulos breves con su correspondiente título. Se habla con ironía de las conductas propias y desmadradas de los adultos. Tan pronto sacan un tema culinario como uno económico. En cada intervención hay una emoción plasmada de una forma soberbia, relacionada con otros detalles de la vida. ¿Qué tienen que ver las pepitas del pomelo con el afecto hacia tu pareja?, ¿y un perro corriendo y ladrando por la carretera con el control de tu vida?, ¿y los cangrejos violinistas con la superación del pasado? Sí, tiene que ver, los personajes lo hacen posible.

Diez años después de Hablando del asunto, Julian Barnes nos puso en conocimiento sobre cómo habían transcurrido las vidas de los personajes, y salió al mercado Amor, etcétera. Continúan el triángulo amoroso y los personajes secundarios, pero el tiempo les ha hecho cambiar sus emociones, emociones agrandadas, arrastradas hacia el origen, hacia el foco de luz.

El final de esta gran historia origina debate, crisis, discrepancias con lo que creías saber o conocer de Stuart, Gillian y Oliver. Y vas y relees páginas anteriores, buscando con lupa frases esclarecedoras, dobles sentidos. Hasta que tu mente llega a los hombros y los encoges. Quizá nunca debiste entrar en su mundo. Quizá el amor traiga peores consecuencias de las que parece disponer.

Julian Barnes nació en 1946 en Leicester (Inglaterra). Está considerado como una de las mayores revelaciones de la narrativa inglesa de la década de los ochenta. Es autor de once novelas y otras obras literarias. A mí, desde luego, me ha convencido y no voy a dudar en elegirle en mis próximas lecturas. Por último, y no menos importante, dar las gracias a todos aquellos amigos que recomiendan buena literatura, porque sin ellos, nuestra imaginación se anclaría en el fondo del mar, como esos cangrejos violinistas que viven en la bahía. ¿No te recuerda a nada?

Enlaces relacionados:

-Biografía y obras en Lecturalia y en Wikipedia.

 

 

Book Buffet

Hoy en día encontramos numerosos proyectos, muy innovadores para cubrir determinadas áreas e ir avanzando en cuanto a tecnología y comunicación, sin embargo, algo tan tradicional como la lectura se ha dejado a un lado, olvidando la importancia ésta en el desarrollo intelectual e integral de la persona, pues bien como diría la frase «leer da sueños».

Ante esta situación, tuvimos la oportunidad de platicar  con Gilberto Delgado Vázquez, de 19 años de edad, que cursa su segundo semestre de la carrera de medicina, en nuestra universidad Anáhuac Mayab, siendo uno de los integrantes de Book Buffet, para que nos explique un poco acerca de este proyecto tan innovador y a la vez tan interesante, que nos ayude a desempolvar un poco los libros que tenemos guardados.

«El concepto de Book Buffet, esencialmente es promover la lectura de una manera libre y gratuita, facilitando la obtención de libros para todos. Actualmente leer puede ser caro, libros nuevos cuestan alrededor de 400 pesos, nosotros intentamos promover la buena lectura y el único costo de inscripción es dejar un libro, que a ti te ha dejado algo bonito para que otra persona experimente las mismas emociones que tú tuviste»- expresó Gilberto.

Book Buffet surge, tras observar el problema en México, la falta de educación, de cultura y  de interés por la lectura, un hábito sumamente importante en el desarrollo cognitivo de las personas. Ante tal panorama se decidió actuar, para  interesar a las personas en buscar la sensación que despierta el abrir un libro y encontrar todo un mundo nuevo dentro de él.

Toda la idea, inició de un grupo que promueve proyectos de cambio social, conocido como Yucatan 3.0, se trata de un colectivo que recolecta integrantes de diferentes instituciones, con el fin de crear jóvenes líderes para crear cambios positivos en la sociedad. Gilberto, junto con sus compañeros: Roberto Cabal, Michelle Curiel y Laura Rivero, han promovido que Book Buffet, todos los domingos en la bicirruta, frente al Monumento a la Bandera a aproximadamente 20 m de McDonals, de 9:30 a 11:30 a.m. «Estamos en proceso de conseguir apoyo y ubicarnos en alguna cafetería, para que las personas puedan gozar de un libro, mientras disfrutan de su café»- señaló Gilberto.

Es muy importante destacar, que la lectura no se debe perder, independientemente de la profesión, ya que es un hábito que no pasa de moda y con leer no pierdes nada, pero ganas mucho.»La lectura es fundamental para el desarrollo de los individuos, no sólo me importa por mis propios intereses, sino, busco que los demás le encuentren el gusto y el interés».-añadió.

A lo largo de su vida, Gilberto, ha disfrutado de muchos libros, desde tercero de primaria y afirma que su desarrollo no se puede marcar por únicamente un libro, pero si piden un título,  él recomienda ampliamente “El nombre del viento” de Patrick Rothfuss.

Book Buffet, es un proyecto que no sólo busca salvar a la lectura, sino igual, fomentar la cultura en la juventud de hoy, que desgraciadamente a perdido interés en envovlerse en una historia y sentir la emoción de ir pasando las páginas de un libro, empaparte de aventura, pasión y dolor, para poder descubrir el final que tanto deseas oír.

Finalizando la entrevista Gilberto nos hace una invitación:

«La lectura se ha perdido en nuestra sociedad por distintas razone

s, no me detendré a mencionar cuales son específicamente, pero me gustaría invitar a todas las personas a leer mínimo 3 libros al año. En México, se dice que se ha perdido la capacidad de soñar, leer permite soñar, que tu imaginación vuele. Yo solo soy un soñador, pero si todos persiguieran un sueño, el mundo sería distinto. Si alguien tiene libros, novelas, cuentos, etc. que solo estén acumulando polvo, les agradeceríamos si nos pudieran ayudar con este proyecto donándolos para que otra persona lo disfrute. Si alguien tiene una pregunta o simplemente quiere contactarse con nosotros, puede hacerlo mediante facebook, busquenos como Book Buffet».  

 

Feria de Libros

Exposición de diferentes obras literarias para culturizar

El pasado jueves 18 de octubre, durante la semana vocacional, como parte de promover la cultura en sus alumnos, la Universidad Anáhuac Mayab organizó una pequeña exposición de libros en los pasillos frente a la cafetería.

La Universidad, junto con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), promoviendo la lectura en los jóvenes, colocaron mesas con diferentes libros e interesantes temas. Habían desde grandes obras literarias conocidas internacionalmente, hasta  autores nacionales.

Las mesas con libros estuvieron todo el día atrayendo a un considerable número de estudiantes que pasaban por ahí y no podían resistir la curiosidad por ojear uno que otro libro.

Con la intención de promover su semana cultural, la Universidad realizó diferentes actividades a lo largo del día, una de las cuales fue esta pequeña feria de libros.

Se acerca la feria internacional de la lectura Yucatán

Por: Isaac Levi Félix Salinas

Dentro de los próximos días se celebrará la primera Feria Internacional de la Lectura Yucatán (FILEY), que durará del 9 al 15 de marzo, en el Centro de Convenciones y Exposiciones Siglo XXI. La FILEY es organizada por la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) con motivo del fomento a la lectura  y en el marco del noventa aniversario de la universidad.

La feria contará con más de doscientas actividades, entre talleres, conferencias, mesas panel, presentaciones de libros, y otros eventos. El promedio será de unos cuarenta eventos por día, todos completamente gratuitos, dirigidos a públicos de todas las edades.

Destaca la venta nocturna de libros, que se llevará a cabo el miércoles 14 de marzo y que será una exposición masiva de libros a excelentes precios. La venta durará hasta las diez de la noche, tres horas más que el horario normal y tiene como objetivo funcionar como un área común de acceso a la lectura.

Por otro lado, se contará con la participación de numerosos e importantísimas personalidades: autores, editores, periodistas y caricaturistas, que nos hablarán tanto de su trabajo como de otros temas. Entre ellos se encuentran: Denisse Dresser, Jorge Bucay, José Agustín, Felipe Garrido, Juan Domingo Argüelles, Daniel Goldín, Óscar de la Borbolla, Mónica Lavín, Javier Sicilia, Ignacio Valenzuela y Armando Manzanero; entre los caricaturistas están Eduardo del Río (Rius), y José Trinidad Camacho (Trino).

Además de ellos, estarán presentes alrededor de noventa librerías y editoriales.

“Nuestro compromiso es fomentar la lectura en México, mediante talleres y conferencias interesantes para el público de todas las edades” dice José Rodríguez Castro, miembro del comité FILEY.

La FILEY indudablemente rozará el diálogo sobre las elecciones que viviremos este año, pero también con orientación a “el año de los mayas”, por lo que podemos esperar una experiencia muy rica no solo en cuanto a la lectura, sino en cuanto a temas de la realidad nacional. Asimismo, habrán algunas sorpresas por parte de la  Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY).

La Universidad Anáhuac Mayab también está involucrándose, por lo que se extiende la invitación a todo el alumnado a asistir en la medida de sus posibilidades.

Para mayor información, inscripciones o contacto se puede consultar la página web del evento: http://www.filey.mx